II Vuelta ciclista al Aljarafe (Bormujos)

Aprovechando uno de los multiples findes que estoy mi tierra, fui a disputar la II Vuelta ciclista al Aljarafe en Bormujos (Sevilla), la tarde del sábado 31 de mayo; evidentemente era el único componente del TFC, pues el resto del equipo se batía el cobre a la mañana siguiente en Torrejón de Ardoz. La participación fue buena, aunque coincidía con la Vuelta a la Subbetica, y el recorrido, muy bonito; recorría esa zona cercana a Sevilla juntando varios repechos, que sin ser excesivamente duros, pondrían la guinda a este pastel.bormujo1

La neutralizada duró un mundo, pues la zona por donde discurríamos al principio era algo peligrosa para un pelotón máster a la velocidad endiablada que nos movemos. Una vez pasado Santiponce, paramos un segundo y tras unas breves instrucciones se dio la salida real para dar un giro amplio buscando la primera subida del día en la entrada a Salteras, de unos 2,5km. Los primeros km. fueron con algo de aire y se encunetó el paquete, pero para mi no hubo mayor problema, iba bien.

Mi estrategia de carrera, como últimamente que me estaba encontrando algo más cómodo, era aguantar en el grupo todo lo posible y si llegaba muy bien a la última subida del día, a falta de 20km para meta, ahí era el momento de intentar algo… pero claro, el ansia me puede. Sin conocer el terreno, después de subir a cabeza del grupo por el margen derecho, viendo que nadie se movía, pego un ostión de categoría sin mirar atrás (hablamos del km.25 y de más de 800w); hasta que miro atrás y me veo a todo el pelotón enfilado sin dejar que pillara un miserable metro de ventaja. Como si hubiera atacado uno bueno, vamos. Así que me dejo de ir y a los 300mt comenzaba la ascensión al primer PM del día… mierda!!! Sufrí lo indecible para ir perdiendo las mínimas posiciones en el grupo y zas, cadena fuera; joder, vaya momento. Me rehago y veo que la cola del grupo la tengo a 50-100mt., pero claro, un chepazas como yo habiendo gastado la única bala disponible (¿Dónde creías que ibas atacando en el km.20 Manuel? ¿creías que ibas a ganar? No me jodas…) no conseguía enlazar con el grupo y se iba acercando la bajada; los que tenemos experiencia en carrera sabemos que si no se ha conseguido una rueda en el grupo antes de la bajada, imposible enganchar.

Luego, ya descolgado, íbamos reuniéndonos varios hasta formar un buen grupo de unas 15-20 unidades, con la particularidad de que había 8 tíos del mismo equipo… y no tiraba ninguno!!! Nos pegamos desde Salteras hasta la subida a Aznalcollar (unos 25km.) con el pelotón bastante cerca y la sensación de que podíamos enganchar, pero nada más lejos de la realidad. Se fue yendo paulatinamente y la gente en el grupo se relajó de una manera increíble; esto me jode, porque ya que te quedas, que menos que aproveches para entrenar y, hablando en plata, joderte y sufrir por ser tan manta. Además la carrera fue bastante tarde y yo quería llegar de día a Bormujos… así que en la subida a las Doblas de Sanlucar la Mayor, puse el ritmo más fuerte que me permitían las piernas y solo uno se vino conmigo, adelantando a dos más algo más adelante y formando una mini grupeta de 4, completando el recorrido (con una leve variación final al no conocer el terreno) a una media bastante decente.

Cabe destacar de nuevo lo genial que se portaron conmigo mis amigos Oscar y su mujer Liliana, del equipo Scirocco Bike de Dos Hermanas, así como de su patrón Antonio Zamudio. Se ofrecieron a ayudarme en todo momento y llevaron mis cosas en su coche, haciéndome sentir como uno más de su equipo; en estas carreras en las que voy solo, se agradecen enormemente esos detalles. Y no me quiero olvidar de Kais, otro amigo más del mundillo que terminó la carrera como se merecía, después de lo mal que lo pasó en Chiclana el hombre al no poder terminarla por un incidente. Grande Kais!!!

Go!